jueves, 26 de octubre de 2017




A 153 años del Natalicio de José Gregorio Hernández.
Una causa que se hizo Pueblo.


Licenciado. Samuel Omar Sánchez Terán


José Gregorio Hernández, el personaje más popular de Venezuela y uno de los iconos más conocido fuera de nuestras fronteras. Como fue bautizado “El Medico de los Pobres”, su fama transcendió su vida terrenal a una edad temprana, y tras su muerte sus obras se convirtieron en milagros.
Había nacido en Isnotú, un pequeño pueblo ubicado en el estado Trujillo, en la Cordillera Andina en Venezuela, el 26 de octubre de 1864 hijo de Benigno María Hernández Manzaneda y Josefa Antonia Cisneros Mansilla, su infancia la vivió en su pueblo natal y luego en Caracas donde había estudiado Medicina en la Universidad Central de Venezuela. Era conocido, además de ser uno de los fundadores de los estudios de microbiología en el país.
Su imagen parca, de paltó y sombrero negro, se ha multiplicado por millones en altares hogareños, locales, clínica y hospitales, también aparece en algunas estampas que viajan furtivamente en alguna cartera y el transporte público, lo que sí está arraigado es en el corazón de mucha gente.
Con una sonrisa siempre amable, esmeraba su atención en favor de los pobres de Caracas y de toda su querida Venezuela, ya en vida el doctor José Gregorio Hernández, se le daba el significativo y ganado nombre de "El Medico de los Pobres". Nunca tuvo consultorio privado; en la sala de recibo de su propia casa donde atendía a los pacientes de escasos recurso, los humildes de toda la ciudad, no cobraba su consulta. Tantas veces se le veía caminando aprisa para llevarle un abrigo a una ancianita que en su lecho de enfermo no tenía para abrigarse o dejaba disimuladamente algún dinero debajo de la almohada del paciente; otras veces las dejaba en el apretón de manos al despedirse.
Fue intenso y culto en el aprendizaje hablo varios idiomas: el latín, el francés, inglés, alemán y el castellano a la perfección, elevados conocimientos en dibujo y pintura.
Causo gran revuelo y admiración cuando el Dr. Hernández, acudió al llamado urgente que le hizo el Presidente de la República para salvar al moribundo general Juancho Gómez, quien casi instantáneamente salió de su gravedad y a los pocos días estaba sano y salvo. Todos decían que había sido una resurrección, pero le contestaba al general Gómez: “Sólo Dios resucita, mi general”.
José Gregorio Hernández, se caracterizó por ser un venezolano comprometido con su país, como aquella fecha que pasara a la historia como el 09 de diciembre de 1902, la soberanía de Venezuela fue violentada cuando las potencias imperiales europeas, de gran poder militar y naval, bloquearon y bombardearon costas venezolanas y el presidente de Venezuela Cipriano Castro, pública una proclama dirigida a toda la nación “La planta insolente del Extranjero ha profanado el sagrado suelo de la Patria”. Un digno ejemplo de patriota Bolivariano, el doctor José Gregorio, se alisto presto a combatir por la defensa del suelo sagrado de la patria.
Fu un verdadero venezolano, dedicado a su profesión, además de ser un hombre solidario con esas características, impulsan la fe y admiración del hombre que tarde o temprano será el santo que todos los venezolanos queremos tener.
El Venerable, el 29 de junio de 1919, el mismo día que cumplía 31 años de graduado, fue arrollado por uno de los pocos vehículos que circulaba en la ciudad de Caracas, tenía 58 años de edad, el pueblo se volcó a las calles para exigir que el féretro fuese llevado en hombros hasta el Cementerio General del Sur, la gente iba alumbrándose con velas y dicen que ese día desaparecieron las flores de los jardines de la ciudad porque todas fueron ofrendadas al hombre humilde, comenzando así el nacimiento de un culto al Siervo de Dios, el medico de los pobres.
José Gregorio, debe ser santificado, ya está canonizado en los altares de los corazones de los venezolanos y su fama de santidad se extiende por toda la América y otras partes del mundo.
La Santa Sede ha reconocido que estamos antes una persona que tuvo una vida ejemplar, por eso afirmamos que hay suficientes indicios que será Santificado.
El proceso de beatificación de José Gregorio, que todos admiten debería haber precedido incluso al de la Madre María de San José, está en su momento más decisivo. Es indiscutible que la manipulación que muchos han hecho de su figura y de su poder de intercesión ha contribuido a que en Roma los pasos se hayan dado muy cautelosamente y engorrosos. Los postuladores de la Causa de Beatificación, han preferido adoptar la discreción, pero se sabe que hay seleccionado algunos milagros atribuidos al Venerable que pueden ser decisivos para su beatificación". Cita del Presbítero Manuel Días Álvarez para el Semanario Avance.
En la República Bolivariana de Venezuela, no hay región donde no sea, bendecida y honrada su memoria, ni estado donde no se haya erigido algún monumento o instituto de educación, de caridad, de asistencia social, de beneficencia que lleve su nombre.
Por eso decimos que el Doctor José Gregorio Hernández, es el medico de los pobres, de los humildes, del pueblo y eso nadie lo va a quitar de los corazones donde se sembró y será El Siervo de Dios.
José Gregorio Hernández, sigue curando aún después de muerto.
Gracias a la docente universitaria del estado Portuguesa Milagro Pérez, fiel devota del Doctor José Gregorio, por su colaboración para este escrito.

miércoles, 5 de abril de 2017

Romulo Gallegos. Tierra de Encanto y amor a la Patria


 Romulo Gallegos.
El Amor a la Patria.

Rómulo Gallegos Freire fue un novelista y político venezolano, nació en Caracas el 2 de agosto de 1884 y murió en esa misma ciudad el 5 de abril de 1969.

Se le ha considerado como el novelista venezolano más relevante del siglo XX, y uno de los más grandes literatos latinoamericanos de todos los tiempos. Algunas de sus novelas, como Doña Bárbara, han pasado a convertirse en clásicos de la literatura hispanoamericana.

Ejerció el cargo de Presidente de Venezuela en 1948 por escasos nueve meses, convirtiéndose en el primer mandatario presidencial del siglo XX elegido de manera directa, secreta y universal por el pueblo venezolano.

Sus novelas reflejan su interés por la vida del campesinado venezolano. Su primera novela, El último Solar (1920), la reeditaría en 1930 con el título de Reinaldo Solar que relata la historia de la decadencia de una familia aristocrática a través de su último representante, en el que se adivina a su amigo Enrique Soublette, con quien crea la revista Alborada. En 1922 escribe El forastero pero lo publicó empezando el año de 1942 por temor a la reacción del dictador Juan Vicente Gómez. En 1922 logra publicar La rebelión y en 1925 publicó La Trepadora, retratando en ambas el problema del mestizaje, planteando como solución los matrimonios mixtos. 

Doña Bárbara representa aquella Venezuela cruel, insensible por la corrupción, traición, despotismo, falta de libertad, latifundismo e injusticia y brujería; pero en el melodrama se muestra que en la realidad existía también una raza buena que ama, sufre y espera para luchar contra la dictadura desenfrenada de aquel entonces, gente representada por Santos Luzardo.

Esta novela lo llevaría al reconocimiento público, fue la más exitosa de sus obras. El dictador Juan Vicente Gómez al ver su prestigio lo nombró en 1931 senador por el estado de Apure, pero sus convicciones democráticas lo hicieron renunciar al cargo y expatriarse, exiliándose en 1931 a Nueva York.

En el año 1937 publicó Pobre negro, en 1942 El forastero, y al año siguiente Sobre la misma tierra. En 1951 publicó La brizna de paja en el viento. En 1952 comienza a redactar su última novela Tierra bajo los pies, que permanecería inédita hasta su tardía publicación en 1973.


                             Samuel...el de Los Malabares
              El hijo de Samuel Elias"el morocho" y doña Carlota.




viernes, 3 de febrero de 2017

Antonio Jose Sucre





Gran Mariscal de Ayacucho
En sus 222 años de su Nacimiento.

Antonio José de Sucre y Alcalá, hijo del Teniente Vicente de Sucre y María de Alcalá, nació el 3 de febrero de 1795 en Humana, estado Sucre, Venezuela.
Participa con el Generalísimo Francisco de Miranda en el año de 1812 contra los realistas, donde es ascendido a Teniente.
Para el año de 1813 regresa a Venezuela, desde la isla de Trinidad, iniciando una campaña en su ciudad natal y organizando el Ejército de Oriente.
En 1816 Mariño lo nombre Jefe de su Estado Mayor y lo asciende a Coronel, después lo designa, Comandante de la Provincia de Cumana en 1817.
En 1817,recibió de Simón Bolívar la designación de Gobernador de la Antigua Guayaba y Comandante General del Bajo Orinoco.
En 1818, se dirige a Angostura, dónde Simón Bolívar había instalado su cualter general, se convierte en uno de los mejores lugartenientes, ganándose la amistad y el respeto del Libertador.
En agosto de 1819, es ascendido a General de Brigada por Francisco Antonio Sea encargado del poder ejecutivo y presidente del congreso venezolano y ratificado por Simón Bolívar el 16 de febrero de 1820.
El 24 de mayo de 1822 gana la batalla de Pichincha liberando a Ecuador, Simón Bolívar lo asciende a General de División y lo nombra Intendente del departamento de Quito.
Elegido provisionalmente por el Congreso como Presidente de Perú, desde el 23 de junio de 1823 hasta el 17 de julio de 1823.
Participa en las operaciones que dan el triunfo a los republicanos en la batalla de junio el 6 de agosto de 1824.
El 9 de diciembre de 1824, vence en la batalla de Ayacucho, donde se pone fin definitivo al dominio Colonial Español en América del Sur. Es nombrado Gran Mariscal de Ayacucho y General en Jefe.
El 6 de agosto de 1825, en el Alto Perú, Sucre proclamó la República de Bolivia y es elegido como presidente.
El Mariscal Antonio José de Sucre, es asesinado a traición, en las montañas de Berruecos en el Sur de Colombiano, el 4 de junio de 1830, sus restos descansan en Ecuador, en la Catedral Metropolitana de Quito.
Honor a este gran héroe de Venezuela.

Samuel...el de Los Malabares
El hijo de Samuel Elias el "el morocho" y doña Carlota.



sábado, 28 de enero de 2017




Día del Cine Venezolano.

El cine venezolano festeja hoy los 120 años.

 Manuel Trujillo Durán, un 28 de enero de 1887 hizo la primera proyección (que se encuentre registrada) en Maracaibo de las primeras películas nacionales llamadas Un célebre especialista sacando muelas en el Gran Hotel Europa y Muchachas bañándose en el lago de Maracaibo? Coincidencia no es que esta celebración sea pues, un 28 de enero… ¿Podemos de verdad hacer colectivamente honor a esta fecha?
Mucha cinta ha rodado desde entonces en las salas de cine del país pero tres cuestiones que han levitado sobre la producción nacional han cambiado obviamente: cada vez son más las películas que se hacen, cada vez es mayor el público que asiste a ver cine criollo y la calidad de lo que se hace es constantemente reconocida y premiada a escala internacional.
Honor a esos grandes soñadores que han realizado excelentes películas con ingredientes de Patria como: Jericó, Sagrado y Obsceno, Amaneció de Golpe, La casa del fin de los tiempos, Carmen la que contaba 16 años, El Pez que Fuma, Soy un Delincuente, Zamora, Bolívar el de las Dificultades, Miranda, Maisanta, entre otras que hacen que nuestro Cine esta produciendo películas de verdadero sentido venezolano.
Igualmente a todos esos cineastas de Cojedes, que están haciendo historias, así como la primera película hecha en nuestro estado como fue Teófilo, en la dirección de Félix Agudo y Tomas Antonio Pérez.
Samuel…el de Los Malabares
El hijo de Samuel Elías “ el morocho” y doña Carlota.

Bicentenario de la Batalla de Mucuritas.



 En las sabanas del estado Apure, cerca del llamado Paso del Frío, a las orillas del rio Apure se llevó la batalla de Mucurita, entre el ejército español comandado por el brigadier Miguel de la Torre, compuesta por 2.300 hombres de infantería y 1.700 de caballería y José Antonio Páez con 1.100 llaneros, paso a la historia como el ejemplo de habilidad guerrera y de valor de los inmortales guerreros llaneros.

El ímpetu de los llaneros y la estrategia de Páez de quemar la paja de la llanura, aprovechando la ventaja del viento, con el propósito de sofocar al ejército realista, hicieron posible esta increíble hazaña.

Paso a la historia: “Catorces cargas de caballería me hicieron ver que aquellos hombres no eran una gavilla de cobardes como me lo habían dicho" dijo el brigadier Pablo Morillo.

En sus 200 años de esta epopeya, honremos a esos llaneros que lucharon por ganar la independencia de Venezuela y ahora nosotros como dignos herederos y pueblo insurgente, la consolidaremos por ese amor de Patria.

Samuel...el de Los Malabares

El hijo de Samuel Elías "el morocho" y doña Carlota.


domingo, 15 de enero de 2017



Día del Maestro.

En cada rinconcito de la patria Venezuela, hay una escuela donde el maestro o maestra, cada mañana espera con gran amor a esos niños para darles amor y sabiduría, les enseña con su pedagogía los conocimientos que los forjará como esos grandes hombres y mujeres que Venezuela necesita.
Aquel 15 de enero de 1932, en la sede del antiguo "Colegió Vargas", ubicado entonces en la esquina de Cuji, se fundó la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaría (Svmip). Su primer Presidente fue el educador y dirigente gremial Miguel Suniaga, Luís Beltrán Prieto Figueroa fue el Secretario de esta primera Directiva.
Fue creada durante la dictadura del general Juan Vicente Gomez, su finalidad fue para defender los derechos laborales de los maestros y mejorar la educación en Venezuela. Las acciones emprendidas por esta asociación causaron desagrado al Presidente, quién ordeno a los docentes distanciarse de ese gremio. Sin embargo estos permanecieron luchando de manera clandestina en pro de la educación venezolana, para ese entonces contaba con un alto nivel de analfabetismo, para 1936 fallecido el general Gomez; la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaria, paso a ser La Federación Venezolana de Maestros. 
El Presidente Isaias Angarita decreto el 13 de enero de 1945 la celebración del Día del Maestro el 15 de enero de cada año, como un homenaje a los educadores.
Esta celebración se traslado en 1952 al 29 de noviembre, natalicio de Andrés Bello, por su condición de maestro del Libertador Simón Bolívar. A partir de 1959 se vuelve a la fecha fijada por Medina, la del 15 de enero. La idea inicial había surgido en el seno de la Primera Convención del Magisterio, celebrada en Caracas entre el 25 de agosto y el 5 de septiembre de 1936. Esta Asamblea soberana creo la Federación Venezolana de Maestros, cuyo primer Presidente fue Luis Prieto FIgueroa.

Samuel...el de Los Malabares.
El hijo de Samuel Elias "el morocho" y doña Carlota.

sábado, 14 de enero de 2017


La Divina Pastora.




Cuenta la historia que un sacerdote capuchino, de nombre Isidro de Sevilla, vio en una revelación la imagen de la Divina Pastora. Unos días después, le presentó al artista Miguel Alonso de Tovar una descripción de la imagen que vio y le pidió que le hiciera un cuadro de la virgen. Esta tenía en su mano izquierda al niño y apoyaba la derecha sobre un cordero, fue llamada "Divina Pastora de Almas".

La historia de la Divina Pastora, en Venezuela se remonta al año de 1736. Fecha en la cual el párroco de Santa Rosa, en Barquisimeto, le encomendó a un escultor la imagen de la Divina Pastora, pero lo que consagra a Barquisimeto, más en concreto a Santa Rosa, como la sede de la Divina Pastora es la epidemia de cólera que golpeó a Venezuela en el año 1855. La mayor parte de las familias de la ciudad de Barquisimeto sufrieron graves consecuencias por esta epidemia.
Se cuenta que el sacerdote José Macario Yepez, párroco de la iglesia de la Concepción, se ofreció a la Divina Pastora como la última víctima de la epidemia. Y así fue, porque a partir de la muerte del sacerdote, cesó la epidemia. Este acontecimiento quedo grabado profundamente en el corazón de los larenses.
Como recuerdo y gratitud del milagro acontecido, todos los años, el 14 de Enero, se realiza una procesión en honor de la Divina Pastora que va desde Santa Rosa hasta la catedral de Barquisimeto. Es la procesión mas concurrida de Venezuela.
Toda la ciudad y pueblos cercanos se vuelcan hacia la Basílica de Santa Rosa para acompañar a la patrona, guía y custodio de los larenses.
Es la procesión número 161 que se lleva religiosamente y el pueblo acude a ella, igualmente está devoción ha traspasado las fronteras y de países hermanos como Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, vienen a pagar la promesa de algún favor recibido, es parte de nuestra idiosincrasia venezolana.

Samuel...el de Los Malabares
El hijo de Samuel Elias "el morocho" y doña Carlota.