viernes, 3 de febrero de 2017

Antonio Jose Sucre





Gran Mariscal de Ayacucho
En sus 222 años de su Nacimiento.

Antonio José de Sucre y Alcalá, hijo del Teniente Vicente de Sucre y María de Alcalá, nació el 3 de febrero de 1795 en Humana, estado Sucre, Venezuela.
Participa con el Generalísimo Francisco de Miranda en el año de 1812 contra los realistas, donde es ascendido a Teniente.
Para el año de 1813 regresa a Venezuela, desde la isla de Trinidad, iniciando una campaña en su ciudad natal y organizando el Ejército de Oriente.
En 1816 Mariño lo nombre Jefe de su Estado Mayor y lo asciende a Coronel, después lo designa, Comandante de la Provincia de Cumana en 1817.
En 1817,recibió de Simón Bolívar la designación de Gobernador de la Antigua Guayaba y Comandante General del Bajo Orinoco.
En 1818, se dirige a Angostura, dónde Simón Bolívar había instalado su cualter general, se convierte en uno de los mejores lugartenientes, ganándose la amistad y el respeto del Libertador.
En agosto de 1819, es ascendido a General de Brigada por Francisco Antonio Sea encargado del poder ejecutivo y presidente del congreso venezolano y ratificado por Simón Bolívar el 16 de febrero de 1820.
El 24 de mayo de 1822 gana la batalla de Pichincha liberando a Ecuador, Simón Bolívar lo asciende a General de División y lo nombra Intendente del departamento de Quito.
Elegido provisionalmente por el Congreso como Presidente de Perú, desde el 23 de junio de 1823 hasta el 17 de julio de 1823.
Participa en las operaciones que dan el triunfo a los republicanos en la batalla de junio el 6 de agosto de 1824.
El 9 de diciembre de 1824, vence en la batalla de Ayacucho, donde se pone fin definitivo al dominio Colonial Español en América del Sur. Es nombrado Gran Mariscal de Ayacucho y General en Jefe.
El 6 de agosto de 1825, en el Alto Perú, Sucre proclamó la República de Bolivia y es elegido como presidente.
El Mariscal Antonio José de Sucre, es asesinado a traición, en las montañas de Berruecos en el Sur de Colombiano, el 4 de junio de 1830, sus restos descansan en Ecuador, en la Catedral Metropolitana de Quito.
Honor a este gran héroe de Venezuela.

Samuel...el de Los Malabares
El hijo de Samuel Elias el "el morocho" y doña Carlota.



sábado, 28 de enero de 2017




Día del Cine Venezolano.

El cine venezolano festeja hoy los 120 años.

 Manuel Trujillo Durán, un 28 de enero de 1887 hizo la primera proyección (que se encuentre registrada) en Maracaibo de las primeras películas nacionales llamadas Un célebre especialista sacando muelas en el Gran Hotel Europa y Muchachas bañándose en el lago de Maracaibo? Coincidencia no es que esta celebración sea pues, un 28 de enero… ¿Podemos de verdad hacer colectivamente honor a esta fecha?
Mucha cinta ha rodado desde entonces en las salas de cine del país pero tres cuestiones que han levitado sobre la producción nacional han cambiado obviamente: cada vez son más las películas que se hacen, cada vez es mayor el público que asiste a ver cine criollo y la calidad de lo que se hace es constantemente reconocida y premiada a escala internacional.
Honor a esos grandes soñadores que han realizado excelentes películas con ingredientes de Patria como: Jericó, Sagrado y Obsceno, Amaneció de Golpe, La casa del fin de los tiempos, Carmen la que contaba 16 años, El Pez que Fuma, Soy un Delincuente, Zamora, Bolívar el de las Dificultades, Miranda, Maisanta, entre otras que hacen que nuestro Cine esta produciendo películas de verdadero sentido venezolano.
Igualmente a todos esos cineastas de Cojedes, que están haciendo historias, así como la primera película hecha en nuestro estado como fue Teófilo, en la dirección de Félix Agudo y Tomas Antonio Pérez.
Samuel…el de Los Malabares
El hijo de Samuel Elías “ el morocho” y doña Carlota.

Bicentenario de la Batalla de Mucuritas.



 En las sabanas del estado Apure, cerca del llamado Paso del Frío, a las orillas del rio Apure se llevó la batalla de Mucurita, entre el ejército español comandado por el brigadier Miguel de la Torre, compuesta por 2.300 hombres de infantería y 1.700 de caballería y José Antonio Páez con 1.100 llaneros, paso a la historia como el ejemplo de habilidad guerrera y de valor de los inmortales guerreros llaneros.

El ímpetu de los llaneros y la estrategia de Páez de quemar la paja de la llanura, aprovechando la ventaja del viento, con el propósito de sofocar al ejército realista, hicieron posible esta increíble hazaña.

Paso a la historia: “Catorces cargas de caballería me hicieron ver que aquellos hombres no eran una gavilla de cobardes como me lo habían dicho" dijo el brigadier Pablo Morillo.

En sus 200 años de esta epopeya, honremos a esos llaneros que lucharon por ganar la independencia de Venezuela y ahora nosotros como dignos herederos y pueblo insurgente, la consolidaremos por ese amor de Patria.

Samuel...el de Los Malabares

El hijo de Samuel Elías "el morocho" y doña Carlota.


domingo, 15 de enero de 2017



Día del Maestro.

En cada rinconcito de la patria Venezuela, hay una escuela donde el maestro o maestra, cada mañana espera con gran amor a esos niños para darles amor y sabiduría, les enseña con su pedagogía los conocimientos que los forjará como esos grandes hombres y mujeres que Venezuela necesita.
Aquel 15 de enero de 1932, en la sede del antiguo "Colegió Vargas", ubicado entonces en la esquina de Cuji, se fundó la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaría (Svmip). Su primer Presidente fue el educador y dirigente gremial Miguel Suniaga, Luís Beltrán Prieto Figueroa fue el Secretario de esta primera Directiva.
Fue creada durante la dictadura del general Juan Vicente Gomez, su finalidad fue para defender los derechos laborales de los maestros y mejorar la educación en Venezuela. Las acciones emprendidas por esta asociación causaron desagrado al Presidente, quién ordeno a los docentes distanciarse de ese gremio. Sin embargo estos permanecieron luchando de manera clandestina en pro de la educación venezolana, para ese entonces contaba con un alto nivel de analfabetismo, para 1936 fallecido el general Gomez; la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaria, paso a ser La Federación Venezolana de Maestros. 
El Presidente Isaias Angarita decreto el 13 de enero de 1945 la celebración del Día del Maestro el 15 de enero de cada año, como un homenaje a los educadores.
Esta celebración se traslado en 1952 al 29 de noviembre, natalicio de Andrés Bello, por su condición de maestro del Libertador Simón Bolívar. A partir de 1959 se vuelve a la fecha fijada por Medina, la del 15 de enero. La idea inicial había surgido en el seno de la Primera Convención del Magisterio, celebrada en Caracas entre el 25 de agosto y el 5 de septiembre de 1936. Esta Asamblea soberana creo la Federación Venezolana de Maestros, cuyo primer Presidente fue Luis Prieto FIgueroa.

Samuel...el de Los Malabares.
El hijo de Samuel Elias "el morocho" y doña Carlota.

sábado, 14 de enero de 2017


La Divina Pastora.




Cuenta la historia que un sacerdote capuchino, de nombre Isidro de Sevilla, vio en una revelación la imagen de la Divina Pastora. Unos días después, le presentó al artista Miguel Alonso de Tovar una descripción de la imagen que vio y le pidió que le hiciera un cuadro de la virgen. Esta tenía en su mano izquierda al niño y apoyaba la derecha sobre un cordero, fue llamada "Divina Pastora de Almas".

La historia de la Divina Pastora, en Venezuela se remonta al año de 1736. Fecha en la cual el párroco de Santa Rosa, en Barquisimeto, le encomendó a un escultor la imagen de la Divina Pastora, pero lo que consagra a Barquisimeto, más en concreto a Santa Rosa, como la sede de la Divina Pastora es la epidemia de cólera que golpeó a Venezuela en el año 1855. La mayor parte de las familias de la ciudad de Barquisimeto sufrieron graves consecuencias por esta epidemia.
Se cuenta que el sacerdote José Macario Yepez, párroco de la iglesia de la Concepción, se ofreció a la Divina Pastora como la última víctima de la epidemia. Y así fue, porque a partir de la muerte del sacerdote, cesó la epidemia. Este acontecimiento quedo grabado profundamente en el corazón de los larenses.
Como recuerdo y gratitud del milagro acontecido, todos los años, el 14 de Enero, se realiza una procesión en honor de la Divina Pastora que va desde Santa Rosa hasta la catedral de Barquisimeto. Es la procesión mas concurrida de Venezuela.
Toda la ciudad y pueblos cercanos se vuelcan hacia la Basílica de Santa Rosa para acompañar a la patrona, guía y custodio de los larenses.
Es la procesión número 161 que se lleva religiosamente y el pueblo acude a ella, igualmente está devoción ha traspasado las fronteras y de países hermanos como Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, vienen a pagar la promesa de algún favor recibido, es parte de nuestra idiosincrasia venezolana.

Samuel...el de Los Malabares
El hijo de Samuel Elias "el morocho" y doña Carlota.

martes, 10 de enero de 2017






A 157 años de la muerte del General del Pueblo.
 Ezequiel Zamora


Hoy 10 de enero del 2017, se cumplen 157 años de la vil traición para asesinar al general del pueblo Ezequiel Zamora.

Ezequiel Zamora, nació en Cùa, estado Miranda, el 1 de febrero de 1817, huérfano de Alejandro Zamora un Capitán de la Independencia y su madre Paula Correa.
Su educción fue rudimentaria, sensibilizado por el atropello al pueblo, que percibía en su recorrido por los llanos comprando ganado y desde el mostrador de su modesta pulpería en Villa de Cura, Zamora decidió emprender una carrera política, como delegado liberal quedo electo en la lista de postulados para las elecciones de 1846, pero su registro, junto al de centenas de liberales, fue anulado como parte del plan de fraude planificado por Páez.
En 1846, se levantó en armas, en Barlovento dirigidos por Manuel Echandia, Mariano Tirado y Tomas Galarraga; en Barbacoa y Tiznados liderados por Pedro Aquino, Segundo Martínez y Evangelisto Cabeza; en Barinas comandados por Pedro Blanco y Julián Díaz; en Guárico con Juan Moronta, Santiago Moreno y Juan Pomposa, igualmente en las serranías de Carabobo y Aragua liderada por Francisco José Rangel, conocido como el “Indio Rangel” fue capturado y decapitado el 14 de marzo de 1847 y su cabeza llevada a José Antonio Páez. Zamora fue hecho prisionero el 25 de marzo de 1847 y condenado a muerte el 27 de julio de ese mismo año. Aun cuando esta insurrección fue derrotada y sus líderes asesinados o encarcelados, la misma profundizo las contradicciones en el seno de las clases dominantes, generando una ruptura entre José Antonio Páez y José Tadeo Monagas, quien bajo la presión popular por Paula Correa, la madre de Zamora, conmutó la pena de muerte por diez años de cárcel en Maracaibo.
Las contradicciones entre las clases dominantes desembocaron en un pacto del Presidente José Tadeo Monagas con los liberales, quienes el 24 de enero de 1848 asaltaron el Congreso Nacional para evitar que la mayoría paecista aprobara un juicio a Monagas. Ezequiel Zamora, quien había escapado de la cárcel el 22 de noviembre de1847, fue incorporado como oficial con el grado de Comandante al ejército Nacional para combatir la rebelión convocada por Páez.
Este último, después de humillantes derrotas militares como la infringida por el Lancero de la Independencia José Cornelio Muñoz, el 10 de marzo de 1848, en la sabana de los Araguatos en Apure, fue apresado en los llanos de Cojedes el 14 de agosto de 1849 por el héroe de la Independencia, General José Laurencio Silva y entregado en custodia al Comandante Ezequiel Zamora, para ser trasladado desde el Campo de Monagas (macapo) hasta la ciudad de Valencia.
El 20 de febrero de 1859 estalla en Coro la Guerra Federal. El General Ezequiel Zamora se puso al frente de la revolución Federal con un programa contra la pena de muerte, contra el peculado y la corrupción, y en favor del sufragio universal. La base ideológica que impulsaba la guerra era la lucha contra los opresores y a favor de los oprimidos. Este logro aglutinar las masas populares que desde la guerra de la independencia eran engañadas con falsas promesas, planteo la eliminación del latifundio y de todas las formas de opresión económica, política y social.
Zamora, de inmediato, se dedicó al trabajo político y a la organización del Ejercicito Federal de Occidente, del cual fue nombrado General de División y Jefe de Operaciones, el 25 de febrero de 1859.
Desde Coro y al frente de un ejército compuesto de campesinos, negros, esclavos, llamado oficialmente Ejército Federal de Occidente, libró una exitosa campaña contra los godos, dirigidos militarmente por el General León Febres Cordero. Los combates de Boca de Yaracuy (22 de marzo), El Palito, Carabobo (23 de marzo), toma de San Felipe (28 de marzo), sitio de Barquisimeto (3 de abril), combate de Araure, Portuguesa, donde se entonó oficialmente el Himno de la Federación "Oligarcas Temblad" (5 de abril), sitio de Barinas (16 de abril), San Lorenzo, 24 horas  de cañoneo con las tropas del General José Laurencio Silva (27 de abril), ocupación de Guanare (10 y 12 de mayo) y toma de Barinas (18 de mayo) abrieron las puertas para constituir el Estado Federal de Barinas (22 de mayo de 1859). De hecho los combates de Barinitas (15 de junio) La Bellaca (20 de junio) sitio de Guanare (agosto-septiembre), toma de Barquisimeto (4 de octubre) y centenares de escaramuzas dieron cuenta de la fortaleza político militar del ejército revolucionario. El 2 de agosto de 1859, la oligarquía conservadora derroco al dictador Julián Castro, este hecho fue aprovechado por los federales caraqueños para promover la rebelión desde la plaza de San Pablo en pleno centro, la misma fue sofocada, con un saldo de 60 muertos y centenas de heridos y detenidos, esto se le conoció como la “Sampablera”.
Todas estas victorias el pueblo lo aclamaba como el “General del Pueblo”, por eso Juan Crisostomo Falcón y Antonio Guzmán Blanco, nunca reconocieron la autoridad de Zamora y mucho menos el programa revolucionario y como quinta columna se dedicaron a frenar el impulso revolucionario de la guerra, como quedó demostrado en distintos sucesos antes y después.
La Batalla de Santa Inés, el 10 de diciembre de 1859, constituyo un verdadero tratado de estrategia y táctica militar, diseñado por Zamora y ejecutado por 5.000 campesinos y campesinas “patas en el suelo” que usando una maniobra de falsa retirada, combinada con el recurso de trincheras, emboscadas y el incendio de la sabana, le dio un golpe estratégico a las tropas de la oligarquía, dirigidas por el General Pedro Estanislao Ramos, los coroneles Manuel Vicente de Las Casas, Olegario Meneses, Antonio Jelambi y el Comandante José María Rubín, entre otros prestigiosos oficiales godos.
Tras la victoria, Zamora se dio a la tarea de perseguir a los restos del ejército godo hasta la cordillera andina, librando intensos combate durante 17 días en Barinas, Maporal, Corozo, Bostero y Curbati.
Ezequiel Zamora y el ejército tomó rumbo al centro, y en el camino resolvió ocupar a San Carlos, a las 10 de la mañana del 10 de enero de 1860 recibió un balazo mortal en la cabeza que le entró por el ojo derecho provenientede un tirador hasta ahora desconocido, mientras inspeccionaba obras de defensa, como único testigo del hecho Antonio Guzmán Blanco, sobre el cual quedó el señalamiento intelectual del crimen.
Con Zamora moría también la revolución campesina y popular. Por eso la oligarquía celebró en Caracas con la triste y célebre frase, expresada por el fanático de la oligarquía Juan Vicente González: “bala afortunada, bendita sea mil veces la mano que te dirigió”.
El 24 de abril de 1863, Pedro José Rojas, en nombre de Páez y Antonio Guzmán Blanco, representando a Falcón, firmó el tratado de Coche, que puso fin a la guerra Federal.
En esta nueva visión histórica insurgente el espíritu del General del Pueblo Ezequiel Zamora, cabalga por la patria Venezuela, sembrando el ideario Bolivariano del Padre de la Patria Simón Bolívar, y retomando  las consigna, todos somos pueblos y ahora es la verdadera batalla de ideología, de identidad, de pertenencia y es parte del árbol de las  tres raíces junto a Simón Bolívar y Simón Rodríguez, el eterno comandante Hugo Chávez Frías, donde nos identifica con la lucha contra las desigualdad heredaras después de la ruptura del vinculo colonial y nos dice que somos un país rebelde e insurgente, por nuestra venas llevamos el ideario bolivariano y  el eterno Chávez lo retomo como un bastión de las luchas del pueblo venezolano contra el imperialismo y  ahí aquel que se atreva a profanar nuestra tierra soberana, este gran pueblo unido y rodilla en tierra vencerá.

Aun retumban las frases:

“La tierra no es de nadie, es de todos”.
“Respeto al campesino”
“Todos somos iguales”.
“Tierra y hombres libres”.
Zamora Vive en el Pueblo


Samuel…el de Los Malabares.
El hijo de Samuel Elías (el morocho) y Doña Carlota.
Samuel Omar Sánchez Terán.