martes, 7 de agosto de 2012

Relatos orales de los paticipantes del Taller en la Escuela Iginio Morales

El Niño de los Dientes.

 Hace varios años que ya no me acuerdo, en un pueblo de los Andes camino al caserío “El Paramito”, ya moría la tarde, un campesino que no recuerdo el nombre regresaba del pueblo de hacer algunas compras, en el trayecto mas apartado y solitario consigue a un niño de unos 5 años de edad, altura normal, vestía un short negro, una camiseta de rayas marrones, un pequeño sombrerito de paja y descalzo, por la hora y lejanía, el campesino decide llevarlo en ancas de la mula, luego que el pequeño le pidiera la cola. Al poco tiempo el señor saca unos biscochos de sus bolsa y empieza a comer…el pequeño le dice: “yo también quiero, este le responde niño usted no puede, están muy duros y este responde claro que si puedo ya me crecieron los dientes. El señor voltea y se asombra porque ve al niño con grandes colmillos, piel peluda, los pies arrastrando al piso, las manos con grande garras. Esto lo conto el campesino cuando recupero la conciencia y trataba de recordar algo mas pero no pudo, cuando él se levanto estaba rodeado de sus paisanos que lo encontraron, con una fiebre de más de 40 y pálido como una hoja en blanco, nadie pasa por ese lugar y muchos menos de noche. Para santificar el lugar colocaron una pequeña crucecita ya que da mucho más miedo de lo que se imaginan, porque tiene grandes árboles y así se dé día se ve muy oscuro. Escrito por Oriana Ochoa.

La Amiga Invisible.

Había una vez una niña llamada Megan de 11 años de edad, que tenía una amiga invisible. Ella siempre les decía a sus padres que iba a jugar con su amiga invisible, ellos creían que su niña estaba inventando. Un día le dice a su mamá que irían al parque que a pocos metros quedaba, era invierno, tenía un lago congelado. Lea, amiga de Megan le dice: “vamos al lago y se van”. Cuando puso los dos pies en el lago congelado, ella cayó al agua fría, gritaba desesperada pidiendo auxilio y en eso llega una mujer para ayudarla. Ella olvido a su amiga invisible y no la volvió a ver nunca más. Cuando Megan cumplió los 15 años de edad, está soñando con su amiga invisible, vio que a su amiga la estaba apuñalando en el pecho, se despierta asustada, ve un poco de sangre se ve en el espejo y confirmo que se estaba desangrando y allí murió.
 Escrito por. Alejandra Moreno.

La Caprichosa.

Erase una vez hace tanto tiempo que ni me acuerdo, una niña llamada María, era rebelde, odiosa, no respetaba a sus padres ni demás familiares, ellos le daban de todo, ella era caprichosa hasta no decir, ah claro cuando los padres no tenían dinero para comprar lo que deseaba esta lloraba, pataleaba, todo solo para que le compraran lo que quería. Pero un día los padres se cansaron de sus caprichos y le dijeron, estamos cansados de tus caprichos, y está llena de rabia y frustración les responde no es justo, yo lo merezco todo y dicen: no, te mereces nada, eres muy malcriada, tú no respetas, ella reacciona lanzándole un objeto filoso a la madre. Al darse cuenta de lo que acabo de hacer, reacciona piándoles perdón a sus padres. Desde ese día María, aprendió que no debe ser violenta con sus padres y demás familiares, que las cosas se ganan con esfuerzo y no por capricho.
Escrito por. María Ortiz  y Mariangela Moreno.

 En estos tres cuentos son escritos por cuatro niñas adolescentes que culminaros el 6to grado son relatos locales, y haciendo énfasis que el relato “La Caprichosa” fue realizado por las dos niñas, que también en el taller se les motivo a trabajar en pareja y ahí está el resultado me siento orgulloso que mis consejos les haya motivado ese espíritu por la identidad de nuestras historias que son nuestro gentilicio cojedeño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada