jueves, 23 de febrero de 2012

Casa Natal del Coronel Fernando Figueredo.



La casa de los Figueredo está situada en pleno centro de la ciudad de San Carlos estado Cojedes, en el cruce de las calles Sucre y Figueredo.

Este inmueble es fiel reflejo de la arquitectura colonial venezolana de finales del siglo XVIII. En esta casona vieron la luz del mundo tres próceres de la patria: el Teniente José María Figueredo, el Capitán Faustino Figueredo; y el Coronel Fernando Figueredo; los dos primeros murieron en el campo de batalla, en el fragor de la lucha independentista; mientras que el tercero, insigne hijo de San Carlos, alcanzo los laureles del triunfo en la magna gesta épica venezolana, participando en numerosa batallas, entre ellas: Queseras del medio, Boyacá y Carabobo.

Esta edificación ha sido testigo singular de incontables episodios de nuestra historia. Se le observa altiva, arrogante, impetuosa, sobresaliendo con sus hermosos balcones frente a las angostas calles que la circundan; ello infunde respeto y admiración.

Su origen se remonta a finales del siglo XVIII, se ejecución se ejecutó entre 1780 y 1785, fecha última está en la cual el joven Don Ignacio Figueredo Gegundes contrajo matrimonio con Doña Ana Josefa Mena, estableciendo en ella su hogar. Allí, en la suntuosa alcoba matrimonial, nacieron los sietes hijos de esta adinerada pareja. En 1786 nació la primogénita Josefa Antonia, luego en 1788 vino al mundo el niño que la historia se conoce como el Coronel Fernando Figueredo, a quien el destino le reservo el titulo de prócer de la independencia, siendo considerado uno de los oficiales más leales al libertador. Posteriormente, nacieron los otros cinco, entre ellos Faustino y José María, dos próceres que fueron sacrificados por la guerra; además Agueda, María del Rosario y María del Rosario Socorro.

En el furor de la guerra de independencia, la Ley de Secuestro implementada por los realista alcanzo los bienes de Don Ignacio, y entre ellos a la grande y hermosa casona por tal motivo en 1814 una de sus hermanas solicitó al representante del gobierno español al devolución de las propiedades de Don Ignacio, lo cual fue posteriormente accedido, siendo el inmueble devuelto a su legitimo propietaria.
Ese mismo año la casona había sido profanada por las huestes realistas de Ceballos; hecho que al parecer no puedo soportar la señora Ana Josefa, la muerte la encontró en la misma habitación donde había traído al mundo a su valiosa prole. Transcurrieron los años en medio de la crueldad de la guerra, hasta que llegó 1821, año de la libertad.

La historia oral ha traído hasta el presente, que en la casona, en muchas ocasiones el temible asturiano José Tomas Boves, antes de la guerra independista, cuando este personaje en su condición de comerciante de ganados, venía desde calabozo a realizar transacciones a San Carlos, estableciendo estrechos nexos con Don Ignacio Figueredo, llegando a mantener vínculos sentimentales con su hija María del Rosario.

La casa fue restaurada en su totalidad y se encuentra actualmente en funcionamiento, destacando en su interior la biblioteca histórica.
En la actualidad en la casa Figueredo, funciona la Sociedad Bolivariana de Venezuela Seccional Edo Cojedes, la Escuela de Cuatro y Guitarra Clásica de nombre “Rafael Ortega”, la Biblioteca Rosa Elena de Lerzundy , el salón de investigación que lleva por nombre del Tinaquillero Rafael Fernández Heres, Individuo de Número de la Academia Nacional de la Historia de fecha 14/03/1985, hasta su fallecimiento el 16/12/2010.

Los estudiantes tanto del área primaria, secundaria y universitaria, tienen un sinnúmero de libros de una muy extensa colección, la cual estuvo al frente hasta no hace mucho tiempo el insigne educador Don Pedro Manzanero, con su sapiencia y conocimientos, orientan a los que utilizan dichas sala ahora está al frente el profesor Joel Manzanero, cumpliendo así esa bella labor, junto al personal que elabora brindan un excelente trato a los usuarios.

Es orgullo del Cojedeño que podamos conservar una de las pocas casas de alto que aun se conservan de esa época e imponente con su gallardía, y está diciendo la historia es nuestra cultura.


Samuel Omar Sánchez Terán
Miembro de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Cojedes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada