martes, 25 de mayo de 2010

Juegos Tradicionales de Cojedes



Parte I

Introducción

A través del tiempo, los juegos tradicionales son en esencia una actividad lúdica surgida de la vivencia tradicional, condicionada por la situación social, económica, cultural, histórica y geográfica.

Los juegos han sido transmitidos de generación en generación, no solamente han pasado de padres a hijos, si no en su conservación y divulgación han tenido que ver muchos las instituciones y entidades que se han preocupado que no se pierdan en el tiempo.

En estos juegos, se van pasando las formulas como es natural, sin preocuparse mucho de su origen, procedencia o significado.

Cabe destacar que en la nueva Educación Bolivariana, establece un proceso de formación a los estudiantes en que los conocimientos habilidades, destrezas, actitudes y virtudes se alcanzan mediante la actividad y la comunicación con la finalidad de desarrollar el potencial creativo de cada ser humano y en pleno ejercicio de su personalidad, en una sociedad democrática, basada en la valoración, ética del trabajo y la participación activa, consiente y solidaria en los procesos de transformación social, consustanciados con al equidad y de la identidad regional y nacional.

El afianzamiento de los juegos tradicionales en su valor e importancia en el desarrollo educativo de los mismos. Es necesario para ellos integrar y a los padres y a las comunidades para desarrollar estrategias que ayuden a fortalecer dicho valor en los niños.

Hay que rescatar los juegos tradicionales, darle importancia, a los deferentes tipos de juegos del Estado, que van desapareciendo y se pierda tan importante valor cultural popular.

Es la herencia que hemos recibidos de nuestro antepasados, lo que desde la época de la tecnología han tenido que resistir; es adoptarse muchas veces y luchar contra el modernismo absorbente, la tradición es sabia y sabrá mantenerse en el tiempo.

Por ello, en muchas ocasiones, adoptan palabras locales o modernas, modifican los juegos con aportaciones de elementos de actualidad u otros de sus fantasías, sin que a pesar e estar transformaciones, dichos juegos pierdan su esencia primitivos.

Nos ha movido a recopilar el conjunto de juegos tradicionales del estado Cojedes, por la necesidad sentida de rescatarlo y no se pierdan en el olvido ni por el avasallante mundo moderno donde vivimos, y así tener un trabajo donde encortar las normas básicas y metodologías de duchos juegos, el mayor deseo con esta recopilación que sean útil para la orientación los niños, además de ser interesantes y divertidos, tienen el merito irremplazable de formar parte de nuestro patrimonio cultural de nuestra región.



Definición.


Los juegos tradicionales, son en esencia una actividad lúdica surgida de la vivencia tradicional, condicionada por la situación social, económica, cultural, histórica y geográfica.

Son aquellos juegos que han sido transmitidos de generación en generación, pero su origen se remonta a tiempos muy lejanos.

No solamente han pasado de padres a hijos, si no que su conservación y divulgación han tenido que ver mucho las instituciones y entidades que se han preocupado de que no se pierdan en el tiempo.


Los juegos contribuyen a:


 Interactuar.
 Cumplir reglas
 La recreación.
 Cultivar valores.

Los juegos tradicionales y folklóricos involucran a niños y niñas en diferentes edades.
Ellos son:

• Educativos.
• Divertidos.
• Motivadores.
• Alegres.
• Recreativos.
• Activos.

Es una especie de folklore Regional.


Estos juegos son realizados en:



 Patios de casas.
 Escuelas.
 Parques.
 Ríos.
 Jardines.
 Calles.

Los juegos tradicionales y folklóricos forman parte de la cultura, de todas las regiones de nuestro país y que conservan la idiosincrasia regional.



Metodología de los Juegos.



A las Adivinanzas.

Son una especie de enigmas que se plantea con algunas pistas de ayuda para aceptarlas, sirven de entretenimiento, es un pasatiempo en donde un grupo de muchachos (as), se reúnen en cualquier parte para jugarlas.

El avión hecho con hélices de hojas de Mango.

Se agarran las hojas de la mata de mango, en el medio se le abre un mínimo huequito por donde se le introduce un palito, quedando así como una hélice de un avión, se corre con ello y el viento la hace girar, sí se hacia corriendo por las calles o sitios donde se estaba jugando, simulando ser el avión.

Bautizo de Muñecas.

En este juego las muchachas se reunían para jugar con sus respectivas muñecas y preparaban una reunión donde cada una de las muchachas, le pondría un nombre a sus muñecas, hecho esto realizaban una especie de fiesta, tomando refrescos y comiendo galletas, después entre ellas se juntaban o se agarraban los dedos meñiques y se jalaban con fuerza si no se soltaban se decían que eran comadres para toda la vida pero de deditos.

La Botellita.

Este juego se jugaba entre niños (as), se hacia un circulo con, los jugadores, dentro de el, se colocaba una botella y uno que fungía ser el director la hacia girar dando esta varias vueltas al detenerse, la punta quedaba en frente de uno de los jugadores, quien fungía ser el director, este le hacia una pregunta, si este no la respondía; tenia que pagar una penitencia la cual podría ser desde un beso a cualquier de los jugadores (as) o cualquier otro cosa, así se pasaba el turno para cada uno de los jugadores.

Jugar Bolón.

Se acondicionaba un callejón, dejándolo limpio por donde se lanzaría la bola, se colocaban tres palos, uno grande que se llama “mocha” (vale 12 puntos) y dos pequeños que se llaman “muñecos” (valen 6 puntos cada uno).

Si se tumban los tres palos esa jugada se llama “flux” y hace 24 puntos, si la bola pasa por el medio entre la mocha y el muñeco, eso vale 6 puntos, dichos palos se colocan separados, se hace una ralla donde el jugador se sitúa para lanzar la bola, este no podría traspasarla, porque se anulaba la jugada, había una persona la cual se colocaba detrás de los palos, era el encargado después que el jugador lanzara la bola, de regresarla, el jugador que llegara primero a 24 puntos era el ganador.

Bolas Criollas con Piedras o Lajas.

Un juego muy tradicional de muchachos, los cuales se reunían en cualquier esquina para jugar bolas criollas, con piedras o lajas, las cuales se agarraban del suelo, el mingo era un limón o una piedra pequeña de color negro. Así se jugaba por algún boche que se le daba muy duro la piedra se partía o astillaba, se agarraba otra para sustituir la dañada para así continuar y el que llegara primero a 8 tantos era el ganador.

Carreras de Aros.

En este juego se divertían tanto, los muchachos (as), los viejos rines de las bicicletas o los cauchos de carros (llantas viejas), se le hacia rodar, utilizando un trozo de madera (palo), o si no con los dedos de las manos, para guiar e impulsar la rueda. Se hacían carreras de aros, fijando metas de llegada, el que llegara primero en rodaje fijo, es decir sin haber trastabillado en la ruta corrida, era el ganador.

Saltar por Encima.

En este juego se trata de saltar por encima de los compañeros de juegos, quienes se colocan enclavados, unos detrás de otros, formando una hilera que ellos denominan la cadena, Al vencer todos los obstáculos, el primer participante se colocara encorvado, también a la cabeza de la cadena, luego el segundo y cada uno que le corresponde.

Por otra parte, si se falla al ejecutar alguno de los brincos, cesa la prueba y lo reemplaza el jugador quien no pudo saltar, este pasa entonces a ejecutar la suerte.

La Candelita.

Se sitúan los jugadores de tres en tres por lo regular en distintos puntos, como detrás de un árbol, esquina, poste, Uno queda de jefe y es el que pide la candelita, se va acercando a cada uno de los que ocupan los puntos elegidos y les va preguntando:
¿Hay candela? Y le responde así.
Por allá fumea.

El juego continua, cambiándose de puesto, por sorpresa, mientras el jefe hace su pregunta. A su vez, este procura ocupar uno de los que accidentalmente, queden vacios, para lo que ha de actuar con la rapidez necesaria.

El que pierde puesto, ha de ocupar el de jefe y formular las preguntas conocidas, así el juego se reanuda indefinidamente, concluyendo por cansancio de los jugadores.

Los Carritos hechos de Latas de Sardinas.

El ingenio y la creatividad del niño los lleva a la inventiva lo que hacia producir con los recurso del medio como: la perola de sardina llamada “la gaviota”, a esta se le adaptaban rueditas de tusas y confeccionaban una especie de vehículo de transporte de materiales como arenilla o tierra delgada, jalada esta perola con una cabullita o guaral, para rodarlo.

Los Carros hechos con ruedas de Tusas de Maíz.

Después que se desgranaban las mazorcas de maíz, quedaban las tusas las cuales se agarraban y se cortaba por la mitad quedando como una rueda se conseguía una vara que tenga la punta en forma de horqueta ahí se colocaba la tusa, se agarraba la punta de arriba, la cual se empujaba para así tener el carrito hecho con ruedas de tusas.

Los Carros de maderas o Plásticos.

En este juego se agarraba un trozo de madera (tabla), se clavaban varias de ellas que hacia la forma imaginaria donde iba el chofer, se buscaban 4 chapas de refrescos o ruedas de madera, se les clavaba en las cuatro puntas de la tabla, Se le colocaba un guaral doble que se amarraba en el medio y el cual se jalaba, así andaba el carro de madera. Los de plásticos se compraban en los Abastos o Jugueterías, eran unos que parecían unos camiones o gandola las cuales se le agregaba tierra o palos, para decir que iba cargado, así se pasaba horas de sano juego.

Los Carritos con ruedas de Jabillo.

Se agarraba un cajón hecho de madera, al cual se le colocaban cuatro ruedas de la mata de jabillo que por su forma especial van marcando en el suelo unas huellas como las de las ruedas de los carros.

4 comentarios: